sábado, 1 de febrero de 2014

Luis Bronstein y su legado

 El Maestro Internacional de ajedrez argentino Luis Marcos Bronstein nació el 2 de junio de 1946 y falleció a los 67 años el 8 de enero de 2014. Representó al país en varias Olimpíadas (1976, 1978 y 1982), consiguiendo una medalla de bronce en su primera participación. Docente y columnista de ajedrez, brindó sus conocimientos, que junto a sus partidas,  nos permite tenerlo presente.
En esta ocasión el tema que Luis propone es "g2-h3" vs  "g6-h7".

"g2-h3" vs  "g6-h7", por el MI Luis Bronstein.
 

Abierto de Morón, 1981
 
Blancas: Larsen, Bent (2610) - Negras: Seirawan,Yasser (2555)
[B08]
1.e4 d6 2.d4 Cf6 3.Cc3 g6 4.h3 Ag7 5.Cf3 0–0 6.Ae3 c6
 [Es interesante 6...a6 7.a4 b6 8.Ac4 d5!? ¡Vaya sorpresa!, Luis Bronstein-Soppe, Mar del Plata 1984]
7.a4
Frena la expansión 7...b5.
7...a5
Si el negro juega para "e7-e5", es aconsejable intercalar esta movida; caso contrario, el blanco, tras avanzar a4-a5,tomaría en e5 para seguidamente -vía Ae3- hacer molesta presión sobre el peón a7, creando así un problema difícil de solucionar porque: a) si el negro dejara su torre atada a la defensa del peón a7 , podría perder más tarde la lucha por la columna d abierta. b) si a7-a6 aparecerían entonces el hueco en b6 y un peón retrasado en b7 muy vulnerable hacia el final de partida.
8.Ae2 Ca6 9.0–0 Cb4
La idea de tratar la casilla b4 "como si fuera absoluta" no es nueva: está basada en que el Cc3 debe proteger e4 pero como lo demostrará Larsen, esto es apenas transitorio. Si [9...Cc7 (con idea de 10...b5) 10.Cd2!]
 10.Dc1?!
¿Por qué no directamente 10.Cd2? [10.Cd2 ¿Habrá alguna sutileza? No conduce a nada el golpe 10...Cxe4 11.Cdxe4 f5 12.Cg5 f4 13.Ac1 e5 14.Cf3 exd4 15.Cxd4 Axd4 16.Dxd4 Cxc2 17.Dc4+ etc. de modo que 10.Dcl tal vez signifique la pérdida de un valioso tiempo en relación al plan seguido por Larsen]
10...Dc7 11.Cd2!
El inicio de un plan admirable: 1°. Releva al Cc3 de sus funciones de defensor de e4. 2°. Traslada esa pieza a "b1". 3°. Expulsa el Cb4 . 4°. El caballo dama vuelve al centro vía a3-c4 (xb6) . 5°. Conexión de las torres (c3-Dc2) 6°. Idea principal: mantener el CD negro por el mayor tiempo posible, confinado en a6.
11...b6!? 12.Ccb1 Aa6 13.Axa6 Cxa6 14.Ca3 e5!
¡Finalmente! El objetivo es "limpiar c5" casilla está en que Seirawan cifra sus mayores esperanzas. 15.dxe5 dxe5 16.Cac4 Tab8
Claro que no 16...Cc5 17.Axc5 bxc5 y la "destructura" negra exime de comentarios. Si [16...Cc5 17.Axc5 bxc5; 16...Cd7 17.Cb3 f5 18.f3!]
17.c3 Tfe8 18.Dc2 Af8
Ya con idea de 19...Cc5 o 19...Ac5 (19.Cb3 Cd7!) y cómoda igualdad. Por eso...
19.f4!
 
¡Ahora o nunca! Si se juega "a más" - y éste es el caso- la ruptura debe realizarse sin dilaciones. 19...Ah6!
¡Muy bien! Este original recurso le va a permitir a Seirawan "contrajugar" sobre las debilidades en negras ocurridas a raíz de 19.f4 (!).
20.fxe5
Coherente con su idea de abrir líneas aunque cabía considerar [20.f5!? Axe3+ 21.Cxe3 De7 22.Tf3 , transformando la iniciativa en espacio.]
20...Axe3+ 21.Cxe3 Dxe5 22.Cdc4 Dg5 23.e5
A ritmo vertiginoso se suceden las complicaciones y el Ca6 es, por ahora, un espectador. La cuestión:¿se agotará la iniciativa?
23...Cd5
Malo es [23...Ch5 24.Cg4]
24.Cxd5
Si [24.Df2 Cxe3 25.Cxe3 Txe5 (amenazaban 26.Cg4) 26.Dxf7+ Rh8 27.Cg4 Te7 28.Dc4 Dc5+!] 24...cxd5 25.Cd6 Txe5 26.Cxf7 De3+ 27.Rh1 Te7 28.Cd6
 
 
Cc5?
 
Una posición extraordinaria. El negro debió evitar a toda costa el cambio de los caballos, o sea la transición al medio juego de piezas pesadas (D y 2T vs. D y 2T). La práctica enseña que el factor principal de estos medio-juegos es el referido a la seguridad de los reyes. Pues bien; si se comparan las respectivas estructuras de peones (h3-g2 vs. g6-h7), se advierte que el rey blanco estaría -relativamente- a buen resguardo gracias al peón g2, en tanto que el rey negro podría fácilmente sucumbir al ataque frontal de las baterías enemigas, a través de la columna 'f' y con la invasión de las dos últimas filas, la casilla de escape 'h6' no sería precisamente un oasis. Y, con todo tampoco la formación h3-g2 es la perfección, pues ofrece una debilidad muy acentuada: el punto 'g3'. Para poder explotarla, el negro debe conservar la pieza menor. Tal, en síntesis, la prioridad estratégica desde el punto de vista del negro. A veces, no obstante, una partida de ajedrez toma un ritmo tan fluido, tan dinámico, que acaba por vencer la capacidad de adaptación del jugador, hasta finalmente superarlo. Es lo que sucede a continuación. Seirawan permanece anclado en una fase anterior de la partida, cuando el Ca6 era el gran problema y le da a la actual posición una respuesta acorde a "aquella" fase. La jugada 28...Cc5, que es errónea, pone de relieve la importancia de la psicología en el curso del juego. Es seguro que si Seirawan hubiese podido, por un momento siquiera considerar la posición como una cosa aislada, fuera de contexto, habría descartado de plano 28...Cc5. Era pertinente 28...De5 desviando el caballo blanco de e4; [28...De5 29.Cb5 Cc5 (con idea de Ce4) con posibilidades parejas.]
29.b4!
Larsen no elude el cambio: lo provoca.
 29...Ce4
Relativamente mejor era [29...Cd3 30.Tf3 Ce1 31.Txe3 Cxc2 32.Txe7 Cxa1± pero es obvio que ésta no fue la idea de 28 ...Cc5.]
30.Cxe4 Txe4
Si [30...Dxe4 31.Df2; 30...dxe4 31.Tae1 gana material]
31.Tf3! Dg5 32.Taf1 Rg7 33.Df2!
Larsen conduce el remate con gran energía y precisión.
33...axb4 34.cxb4 Rh6
Si [34...Txb4 35.Tf7+! Rh6 36.Tf8 Tb7 37.Tg8!+-]
35.Tf8 Tb7 36.a5
 
El peón pasado decide. Obligadas a defender el rey, las piezas negras no podrán atender el flanco dama.
36...Txb4 37.a6 Te7 38.Tb8! Tb3 39.Tb7 Tbe3 40.a7 Te2
Las negras abandonan En todos los sentidos, una gran partida. 1–0
 
para ver esta partida en el visor, click en el siguiente link:

 
 
 
 
 
 
Publicar un comentario