sábado, 26 de abril de 2014

Deeper Blue Maradoniano, según Garry



Kasparov contra Deeper Blue (Deep Blue 1997)
Nos referimos a la segunda partida que Kasparov perdió contra Deeper Blue (en adelante Deep Blue). No es sólo que Deep Blue venciese a Kasparov, sino que fue la forma de conseguir la vic­toria.
Luego de entablar en la tercera partida, Kasparov afirmaba: "Hoy la computadora fue una computadora. En la segunda partida fue algo muy diferente. Sucedió al­go verdaderamente increíble, como si mostrase una señal de inteligencia."


La Mano de Dios
Uno de los comentaristas del match le preguntó entonces: "¿Está usted sugiriendo que hubo inter­vención humana en la segunda partida?". Kasparov respondió aludiendo al famoso partido de fútbol entre Argentina e Inglaterra en México ’86, cuando Maradona había marcado un gol con la mano. El árbitro no lo había visto y después, cuando se le pidió a Maradona que explicase su acción, dijo: "Fue la mano de Dios".



Estaba diciendo claramente que de al­gún modo el equipo de Deep Blue había manipulado el programa en la mi­tad de la partida, o quizá había descartado alguna de sus jugadas. Sencilla­mente, no podía creer que Deep Blue hubiese jugado una tan brillante parti­da posicional y que incluso al final cometiera un error elemental. Tal idea iba contra la forma en que habitualmente juega una computadora.
Deeper Blue con un toque humano 
¿Quién dijo que el Ajedrez y el Fútbol no se relacionan? 
En Argentina Garry hubiera dicho. "En la segunda hubo tongo"
Maradona en el Ajedrez
 
Desarrollo de la partida:
Kasparov eligió defender las negras con una Apertura Española, variante Smyslov. Ambos bandos es­taban, obviamente, bien preparados. Kasparov tentó a Deep Blue a cerrar la estructura de peones en la jugada 16.
 
Garry debía de sentirse seguro, pero en las jugadas siguientes Deep Blue puso en marcha una estrategia magistral, ga­nando espacio con sus peones en el flanco de dama y obligando a que Kaspa­rov retrocediese con su dama para incorporarla a la defensa. Una vez iniciada la presión en un flanco, Deep Blue volvió su atención hacia el otro, abriendo una columna vecina al rey de Gari y finalmente llevó un caballo al ataque, obligando a Kasparov a cambiarlo de inmediato. Pero éste fue el comienzo de sus problemas. A raíz del cambio se abrieron nuevas perspectivas en el flanco de dama. Fue entonces cuando Kasparov comprendió lo grave que era su si­tuación. El campeón del mundo comenzó a sacudir su cabeza y a refunfuñar. Planteó una profunda celada que le habría concedido un gran contrajuego, pero Deep Blue aplastó la idea con una jugada característica del gran rival de Kasparov, Anatoli Karpov.
 
 
No mucho después Deep Blue conseguía penetrar con dama y torre en las líneas enemigas. Antes que sufrir en un penoso final, Kasparov puso fin a su tormento rindiéndose, des­pués de 46 jugadas, saliendo a toda prisa del edificio y rehusando hablar, como es su costumbre cuando pierde.
Posición final. Garry podía haber entablado aquí con ...De3

Para ver la partida comentada, click en el siguiente link:

Publicar un comentario