jueves, 24 de marzo de 2011

KARPOV ANALIZA

Partida de alto valor estratégico y táctico que ofrece una auténtica lección magistral.
Semifinal de Candidatos al título mundial, Leningrado 1974. Comentado por el mismo Anatoli Karpov.

Karpov,A (2700) - Spassky,B (2650) [B83]
1974

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6. Así se entra en la sólida variante Scheveningen en la Defensa Siciliana. 6.Ae2 Ae7 7.0-0 0-0 8.f4 Cc6 9.Ae3 Ad7 10.Cb3 a5?! Una jugada “teórica”, pero que por lo menos es dudosa, pues las blancas ganan la casilla “b5”. Mejor hubiera sido …a6 o …Dc7 11.a4 Cb4?! Otra jugada que considero imprecisa. La indicada hubiera sido …e5 12.Af3 Ac6 13.Cd4 g6 ?! Mejor hubiera sido …Dd7, con la intención de …Tfc8. 14.Tf2 e5 15.Cxc6 bxc6 A 15… Cxc6 sería muy fuerte 16. f5. 16.fxe5 dxe5 17.Df1! A partir de este momento comienza la lucha por “c4”, que pretendo ocupar con una de mis piezas, mediante la oportuna maniobra Ae2-Ae4, dominando la importante diagonal a2-g8. Al mismo tiempo, las blancas tienen dispuestas las piezas para ocupar las columnas “d” y “f”. 17…Dc8 Amenaza Cg4 para realizar un cambio favorable del caballo por uno de los alfiles. 18.h3 Cd7. La posición de las negras es delicada, cualquier imprecisión puede traer ya fatales consecuencias 19.Ag4 h5. Crea importantes debilidades en el enroque de Spassky. Mejor era …Dc7, deshaciéndose de la clavada del caballo y comunicando las torres. 20.Axd7! Renuncio a la pareja de alfiles, para adelantarme en los preparativos de ataque sobre las columnas “d” y “f”. 20…, Dxd7 21.Dc4 Se cumple una parte importante del plan, ocupar “c4”. 21…, Ah4. Tras 21…De6, las blancas cambian damas y el final les sería favorable. 22.Td2 De7 23.Tf1! No sentí siquiera la tentación de ganar calidad, porque las negras tendrían un activo contrajuego. De todos modos, tengo que maniobrar en forma muy precisa para dar máxima actividad a las piezas. 23…, Tfd8 24.Cb1! En la sala de prensa quedaron sorprendidos cuando mi entrenador Simeon Furman propuso esta jugada, mientras yo reflexionaba. Mi idea era clara: preparar el avance de c3, rechazando al caballo que dejaría puntos indefensos. Por otro lado, esperé el momento oportuno en que, si las negras cambiaban en “d2”, el caballo llegaría rápidamente al ataque sobre el enroque negro. 24…, Db7. Ante la citada amenaza 25.c3, seguido del plan Te2-Cd2-Cf3-Cg5. 25.Rh2! Otra jugada rara, pues no se ve con frecuencia que en un estado tan temprano de la partida, y con tantas piezas sobre el tablero, el rey colabore activamente en la expulsión del alfil enemigo. 25…, Rg7 26.c3 Ca6 27.Te2. Ya no me interesa el cambio y reservo esta torre para el ataque sobre la columna f. Así también se libera la maniobra del caballo. Ahora amenazo 28.g3 27…, Tf8 28.Cd2 Ad8 29.Cf3 f6 Así se defiende “e5” y se protege la columna f. 30.Td2 Ae7. Recuerdo que cuando Spassky realizó esta jugada, perdí un poco la cabeza, pues había calculado que la posición resultante era ganadora para mí. Pero al ponerme a repasar la situación, no podía encontrar el camino que conducía a la victoria. Afortunadamente, el “shock” duró escasos segundos y pronto recuperé el ritmo de la partida. 31.De6 Tad8 32.Txd8 Axd8 33.Td1. La columna central abierta es un factor decisivo. A pesar de que Spassky ha conseguido salvar amenazas, su posición se ha ido deteriorando paulatinamente. 33…, Cb8 La presión sobre las columnas “d” y “f” ha jugado un papel muy importante en la victoria de las blancas. 34.Ac5. Continúa la reducción de la actividad de las piezas negras y las blancas van a rematar expeditivamente la lucha. 34…, Th8 35.Txd8 1-0. Las negras abandonaron, puesto que luego de capturar la torre sigue 36. Ae7, con la doble amenaza de Dxf6+ y Axd8.Fuente: revista ocho x ocho. Nro 209, set 1999
Publicar un comentario