martes, 19 de enero de 2016

"El viejo truco" de estudiar partidas viejas

Como aficionado de ajedrez a veces se dispone de poco tiempo en prepararse para tener un buen desempeño en los torneos que se disputan en el club. Por lo tanto, para evitar caer víctima de los últimos avances en aperturas por parte de algún rival bien preparado, podríamos utilizar uno de los métodos que empleó Bobby Fischer para ser el campeón mundial: Estudiar partidas del siglo XIX. Cuando regresó de un largo receso profesional, Bobby se hizo conocido por jugar aperturas anticuadas pero con sus propias mejoras a cada una de ellas. Nadie podía hacer algo para vencer esas mejoras. En el match de Reykjavik 1972, jugó con su arsenal de los 1800 contra Spassky para convertirse en campeón mundial. 
En la partida contra Minic, Fischer saca a relucir el Gambito de Rey para darle un nuevo brillo a esta osada apertura. 
Para observar la partida comentada, haga click en el siguiente enlace.
Fischer-Minic_Vinkovci 1968

Fischer atento a las partidas clásicas

Dragoljub Minic

19..., Ah3.
 Aquí Fischer juega 20.Ce5!! y liquida la partida en pocos movimientos.

Es muy común prepararse con motores y bases de datos ("la compu te bate todo" dice el GM Spangenberg), pero para valorar el aporte de los grandes jugadores del pasado no es tan mala idea aprovechar sus planteos con algún aporte casero. Lo que cuenta es el sano desarrollo de las piezas.
Publicar un comentario